Celosías para exteriores, tipos y formatos que existen en el mercado

    Celosías para exteriores, tipos y formatos que existen en el mercado

    Cuando se intenta delimitar un espacio en un jardín o terraza, suelen utilizarse vallas de madera, que no solamente cumplen esa función, sino que aportan un plus en la decoración. Estas estructuras llamadas también celosías, se pueden encontrar en diferentes formatos y con características que las hacen una opción ideal.

    Las celosías también pueden aportar sombra, controlar la entrada del viento, dar una mayor intimidad en una determinada área o disminuir el paso del ruido de un lugar a otro. Hay de múltiples colores y tamaños. De hecho, pueden hacerse a la medida dependiendo de las necesidades del cliente.  Incluso pueden instalarse en espacios internos. Asimismo, las celosías son excelentes para dividir y decorar espacios, sobretodo las de maderas tecnológicas. En especial, la celosía madera es la más adaptable y fácil de instalar, que el resto.

    Si quieres saber cuáles son los diferentes formatos en los que pueden ser diseñadas las celosías sigue leyendo este artículo.

    Tipos de celosías

    Actualmente, pueden encontrarse diferentes formas de clasificar las celosías. Por ejemplo, del material con que están hechas o la forma. A continuación te presentaremos las más comunes.

    Celosías de acuerdo con sus materiales

    Las callas más populares de este tipo son hechas principalmente de tres materiales:

    • De madera: Son usadas con frecuencia en la jardinería y sirve, por ejemplo, para que las plantas trepadoras suban a través de ellas. Hay celosías de madera para exterior, para las cuales por lo general se requiere pino, abeto o madera tropical.
    • De madera tecnológica: Hay otra alternativa a las celosías de madera natural y son las maderas tecnológicas las cuales proporcionan un acabado muy parecido a la madera natural y sus efectos sobre el medio ambiente menores.

    Entre las principales ventajas de las celosías de madera tecnológica, se destaca que no requieren de mucho mantenimiento. Asimismo, los materiales son naturales y de alta durabilidad y resistencia, diseñados para aguantar los efectos del clima. La celosía jardín y de terraza  suelen ser de este tipo, por sus múltiples ventajas.  Por otro lado, es importante destacar que están hechas con procesos sostenibles, que disminuyen el impacto ambiental.

    Los colores de las celosías de madera tecnológicas también son muy variados: Wood, coffee, grey, sand, silver, arena, ipe, Iroko, pizarra y teka; todos colores tierra que combinan muy bien con los espacios exteriores y jardines. Los acabados suelen ser veteados y con postes centrales de metal, los cuales les proporcionan gran estabilidad.

    • De piedra: Son utilizadas con menos frecuencia, en general es posible verlas en iglesias, monumentos y otras construcciones con estilo antiguo. Son mucho más resistentes que las de madera, pero su construcción y adaptabilidad es mucho más compleja.
    • Metal: Por lo general, se usan para encerrar cubierta de exteriores, sin embargo sus costes son muy altos debido al tipo de material y a que deben ser diseñadas y construidas a medida. Además, suponen un mayor impacto en el ambiente.

    Estas estructuras también pueden tener diferentes formas. Es decir, pueden ser trenzadas (ideales para la celosía terraza), enrasada, romboide, machihembrada, extensible o fija. Una de las más populares en la actualidad son las trenzadas porque tienen una excelente apariencia y hacen admirar los espacios más elegantes y distinguidos.

    Sin duda, las celosías de madera son una fantástica opción para la decoración y la buena administración de los espacios, tanto interiores como exteriores. Una de estas estructuras puede ser el elemento que falta al jardín o terraza para darle ese toque deseado en el aspecto y la intimidad que tanto se valora en estos espacios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.